Programa de diagnóstico precoz del VIH, VHC y Sífilis

El servicio de prueba rápida de VIH, VHC y Sífilis es anónimo, confidencial, gratuito, indoloro y cercano. Puedes acceder a través de nuestras entidades federadas.

¿Qué es la Prueba Rápida?

Es un diagnóstico obtenido a través de una muestra de saliva mediante una paleta que se analizar con un kit que no precisa material de laboratorio suplementario y cuyo resultado es de lectura visual. Los resultados suelen estar disponibles en menos de 30 minutos a diferencia de otras técnicas que requieren de horas o días. Es una prueba con un alto nivel de sensibilidad y especificidad, de tal forma que en el caso de resultado negativo no requiere de confirmación.

En el caso de resultado positivo, es imprescindible realizar una confirmación, dado que el nivel de fiabilidad se sitúa entre el 94,6 % y el 99,3 %, hay que derivar a la persona usuaria a un centro médico para que se realice una prueba de alta especificidad, como el Western Blot.

La Prueba Rápida del VIH en saliva no detecta el virus en sí mismo, sino los anticuerpos que el organismo produce en respuesta a la infección. Estos anticuerpos pueden tardar hasta 3 meses en aparecer y por eso la prueba no puede considerarse fiable si la última práctica de riesgo ha sido hace menos de 3 meses.

El resultado de estas pruebas no son diagnósticos clínicos a efectos legales.

El proyecto de Diagnóstico Precoz del VIH, VHC y Sífilis está cofinanciado por el Plan Nacional sobre el Sida, dependiente del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, y está apoyado por donativos concretos de personas a título individual y empresas comprometidas con la salud sexual.

¿Qué son las Pruebas Rápidas de VHC y Sífilis?​

Para tener más información sobre el VHC (Virus de la hepatitis C) puedes acceder a la guía El ABC de la hepatitis en la que hablamos, entre cosas, de las vías de transmisión o su prevención.

La Prueba Rápida del VHC en saliva no detecta el virus en sí mismo porque no está presente en la saliva sino los anticuerpos que el organismo produce en respuesta a la infección. Estos anticuerpos pueden tardar hasta 3 meses en aparecer. Es por esto que la prueba no puede considerarse fiable si la última práctica de riesgo ha sido hace menos de 3 meses.

El resultado que se da en los servicios de prueba no se considera un diagnostico clínico a efectos legales.

Por otro lado, la sífilis es una infección curable de carácter sistémico causada por una bacteria llamada Treponema pallidum. Se transmite por vía sexual y también durante el embarazo, de la persona gestante al feto, a través de la placenta (sífilis congénita) y en menor medida en el canal de parto. Dado que la sífilis causa úlceras genitales, aumenta la probabilidad de infección y transmisión del VIH.

Las pruebas son treponémicas y la ejecución, la lectura y la interpretación del resultado ocurren entre 15 y 30 minutos aproximadamente, sin la necesidad de contar con un laboratorio. Pueden ser realizadas con muestras de sangre total obtenidas por punción digital o punción venosa, suero y plasma. 

Colabora con la detección temprana del VIH

¡Ayúdanos a seguir trabajando en la prevención y el diagnóstico precoz del VIH! Por la compra de cada mascarilla, donarás 2 euros para la compra de una prueba rápida.

Elige el modelo que más te guste.