FELGTBI+ resalta la importancia de la detección precoz del vih en la mejora de la salud individual y comunitaria

Con motivo del Día Internacional de la Prueba de Vih, que se conmemora cada 20 de octubre, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+), resalta la importancia del papel de las pruebas de vih en la prevención de esta enfermedad y en la mejora de la salud individual y comunitaria, puesto que posibilita la rápida adopción de medidas para el tratamiento y para evitar la transmisión a otras personas.

Esta herramienta de prevención, entronca con los objetivos de ONUSIDA para 2030, el reto “95-95-95”, que supone que el 95% de las personas con vih estén diagnosticadas, que el 95% de las mismas estén en tratamiento y que el 95% de las personas tratadas tengan carga viral indetectable. A este reto se suma un cuarto objetivo “95”, relacionado con la calidad de vida, y un objetivo “Cero”, que defiende la no discriminación y la eliminación del estigma de las personas que viven con vih.

 

Recomendaciones y reivindicaciones

Se recomienda que todas las personas entre 13 y 64 años se hagan la prueba del vih al menos una vez, como parte de la atención médica de rutina. Sin embargo, las personas que tienen una vida sexual más activa deben hacerse la prueba al menos una vez al año. El diagnóstico precoz mejora la respuesta al tratamiento, que es muy efectivo a día de hoy, y evita la transmisión del virus. En la actualidad, las personas que viven con vih “tenemos una buena calidad de vida, incluso, se ha observado que ha aumentado nuestra esperanza de vida respecto a la de las personas que no tienen la infección, ya que estamos sometidas a numerosos chequeos médicos” afirma Nahum Cabrera, coordinador del grupo de vih de FELGTBI+.

En el marco de este día, el grupo de vih de FELGTBI+ lanza una serie de reivindicaciones para proteger la salud pública, luchar contra el estigma y proteger a los colectivos más vulnerables:

  • Fomentar la responsabilidad de todos los agentes en la realización de pruebas de cribado de vih.
  • Sensibilización sobre la enfermedad y toma de conciencia sobre la intransmisibilidad del virus cuando la carga viral es indetectable.
  • Atención sanitaria universal para que las personas migrantes, con independencia de su situación administrativa, puedan acceder a tratamiento sin esperas.
  • Descentralización de la dispensación de antirretrovirales fuera de las farmacias hospitalarias y ampliación de la pauta temporal para reducir las visitas para la recogida de la medicación.
  • Extender la PreP de manera uniforme por todos los territorios.
  • Educación sexual y reparto gratuito de profilaxis entre colectivos de riesgo.

 

NdP.FELGTBI+ resalta la importancia de la detección precoz del vih en la mejora de la salud individual y comunitaria